clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Conoce los factores clave del progreso de Miguel Rojas en el plato

El shortstop venezolano protagoniza un gran inicio con el bate, pero ¿a qué se debe esta mejoría? Descúbrelo en este artículo.

MLB: Miami Marlins at Atlanta Braves Dale Zanine-USA TODAY Sports

Para nadie es secreto que Miguel Rojas ha sido uno de los bateadores más importantes de los Marlins en la temporada 2020 de Grandes Ligas. No solo ha sido clave en resultados puntuales, sino que su ofensiva se ha mantenido por todo lo alto desde el inicio de la ronda regular.

Pero ¿a qué se debe todo esto? ¿Cómo alguien pasa de tener una línea de un bateador más a poseer promedios de un toletero estrella tras sus primeros 20 encuentros disputados? Para el parador en corto de Miami, hay una clave por encima de todo: la velocidad de salida.

Esto es sencillo: si le pegas más fuerte a la pelota, tendrás más oportunidad de llevarla a territorio de nadie. Es eso lo que está haciendo Rojas, quien pasó de exhibir una velocidad de salida de 87.4 millas por hora a registrar 90 MPH en cuanto a la media de sus batazos (según Baseball Savant). Eso, 2.6 millas más en cuestión de meses, es impresionante.

Tal factor lo ha ayudado a mostrar frecuencias de .354/.440/.554 y un OPS de .994, además de cinco dobles, un triple, dos jonrones, 14 carreras impulsadas, 10 anotadas, ocho bases por bolas y apenas 10 ponches en 75 apariciones al plato.

¿Quieres otro dato impresionante? Su hard hit %, el porcentaje de pelotas conectadas a 95 millas por hora o más, ya no es un poco impresionante 28.8 % (su número del año pasado). Ahora luce un sólido 38.0 %, el número más alto en 2020 para cualquier jugador de los Marlins con al menos 50 eventos. Aunque esa cifra está lejos de ubicarse entre las mejores de la Gran Carpa, representa un progreso estupendo para el venezolano.

Rojas ha hecho ajustes para que sus batazos se traduzcan en más líneas y menos elevados. Esto es vital para un hombre que no goza de un inmenso poder, pues la mayoría de elevados que batee tendrá altas probabilidades de caer en los guantes rivales. Su porcentaje de líneas, con respecto al 2019, pasó de 27.2 % a 36.0 %, mientras que el de elevados cayó de 21.3 % a 16.0 %.

Simplemente, tienes que amar esto:

  • 2018: .643 OPS | 23.8 hard hit % | 84.7 MPH EV
  • 2019: .710 OPS | 28.8 hard hit % | 87.4 MPH EV
  • 2020: .994 OPS | 38.0 hard hit % | 90.0 MPH EV

Obviamente, estas comparaciones deben mirarse con cuidado y tratarse con pulso de cirujano, debido a que se trata de 75 apariciones al plato contra más de 500 en 2018 y 2019. Pero es innegable que Rojas ha hecho ajustes que le han permitido desarrollarse como un bateador más productivo, para fortuna de los Marlins.